Inteligencia artificial para el sector turístico

La Inteligencia Artificial (IA) está mejorando todo el tiempo, haciéndola más confiable y más atractiva como solución empresarial. En particular, las empresas de la industria de viajes están aprovechando la IA para realizar una variedad de tareas administrativas y de servicio al cliente.

La capacidad de la IA para realizar tareas que tradicionalmente han requerido la función cognitiva humana, la ha hecho especialmente útil para aquellos en la industria de viajes, porque la implementación de esta puede ahorrar tiempo y dinero a las empresas, al tiempo que elimina potencialmente los errores humanos y permite que las tareas se realicen rápidamente en cualquier momento del día.

La mayoría de los hoteles y complejos turísticos dependen en gran medida de brindar un excelente servicio al cliente para construir su reputación y la tecnología de IA puede ayudar a una gran variedad de diferentes formas, por ejemplo:

1.- Chatbots y servicio al cliente en línea:

Para los hoteles y otras empresas de la industria del turismo, uno de los usos más interesantes es brindar asistencia a los clientes en línea. En particular, ya ha habido una adopción generalizada con el propósito de impulsar los chatbots en las plataformas de redes sociales, así como en las aplicaciones de mensajería instantánea.

Utilizada de esta manera, se puede responder preguntas y proporcionar información valiosa a los clientes, incluso cuando no hay un representante de servicio al cliente disponible. Los clientes exigen tiempos de respuesta cada vez más rápidos en las plataformas en línea, por lo tanto la IA permite a las empresas ofrecer tiempos que serían imposibles para los humanos.

2.- Face to face, servicio al cliente

Tiene la capacidad de reducir las filas en los mostradores de información o recepción y mejorar la eficiencia general.

Un ejemplo es el robot “Connie” que ha sido implementado por Hilton. Este robot utiliza reconocimiento de voz para proporcionar información turística a los clientes que le hablan. Cada interacción humana también ayuda a enseñar al robot mejorando la calidad de todas las comunicaciones futuras.

3.- Procesamiento y análisis de datos

Finalmente, es importante entender que las aplicaciones de la IA dentro de la industria de viajes y turismo no se limitan solo al servicio al cliente. De hecho, uno de sus usos más populares y efectivos es la recopilación e interpretación de datos con el fin de sacar conclusiones sobre los clientes, las prácticas comerciales y las estrategias de precios.

La ventaja clave en este campo en particular es su capacidad para clasificar grandes cantidades de datos de forma rápida y precisa, donde el equivalente para los humanos llevaría mucho más tiempo y potencialmente podría contener más errores.

Ir arriba