Asistentes digitales con voz

Uno de los aspectos tecnológicos que más avances ha tenido en los últimos años es la Inteligencia Artificial (IA), volviéndose un concepto con el que convivimos todos los días y al que ya estamos acostumbrados cuando antes era algo que sólo se veía en la ciencia ficción. 

Hoy en día es posible tener una conversación más o menos coherente con una máquina, las cuales no hacen sino aprender de esto mediante algoritmos de machine learning, tal como el bot conversacional “Cleverbot”, pero incluso más impresionante que eso son los asistentes digitales.

Un asistente digital se define como “un chatbot predictivo que es un programa informático avanzado que simula una conversación con las personas que lo usan, generalmente a través de Internet.” Como se mencionó anteriormente, para esto se hace uso de la Inteligencia Artificial y el machine learning, pero además de eso, los asistentes digitales hacen uso de procesamiento del lenguaje natural, comprensión del lenguaje natural y aprendizaje autónomo para aprender a medida que se usan y proporcionar una experiencia conversacional personalizada. En la actualidad, los asistentes digitales ya son provistos de una voz propia (y en ocasiones personalizable), encontrándose incluso en nuestro bolsillo por medio de nuestro teléfono. 

Los asistentes digitales más conocidos

  • Alexa: Su lanzamiento data desde 2014 por medio de los primeros modelos de la Amazon Echo, aunque la versión en español no fue lanzada sino hasta 2018, y es una asistente capaz de una gran cantidad de cosas y una muy buena capacidad de respuesta. Una de sus mejores características son las “skills”, que pueden incrementar las capacidades de Alexa para tareas específicas, por ejemplo, permitir controlar los objetos conectados que tengas en tu smart home, como enchufes o focos inteligentes. Asimismo, es posible conectar Alexa a diferentes aplicaciones o incluso desarrollar tu propia skill por medio de un curso de desarrollo disponible en la página de desarrolladores de Alexa. 
  • Siri: Siendo el asistente de voz de Apple y uno de los más longevos (desarrollado en 2011), Siri es posiblemente el asistente digital más popular de todos. Sólo se encuentra disponible en los dispositivos con sistema operativo iOS, macOS, tvOS y watchOS, pero sus capacidades están más enfocadas a mejorar la experiencia móvil y la comunicación, ya que permite hacer llamadas, videollamadas o enviar mensajes con una orden hablada, y además puede poner recordatorios, gestionar la agenda, o reproducir música favorita desde iTunes de Apple. Adicionalmente, puede usarse en conjunto con Google Assistant para enviar mensajes por medio de WhatsApp.
  • Google Assistant: Lanzado en 2016, es el asistente digital emblema de Google, y en su lanzamiento fue considerado bastante innovador por su capacidad de sostener conversaciones bidireccionales gracias al “algoritmo de procesamiento de lenguaje natural” de Google, el cual fue desarrollado por Ryan Germick y Emma Coats. Google Assistant puede conectarse a aplicaciones como Netflix o dispositivos como los Phillips Hue, y se encuentra disponible en todos los dispositivos Android y puede usarse sólo con el requisito de una conexión a internet. 
  • Cortana: A pesar de que no es tan popular como los asistentes anteriormente mencionados, Cortana tiene cosas interesantes para mencionar. Es el asistente virtual de Microsoft y se encuentra en los dispositivos con Windows 10 o Windows Phone 8.1 para móviles y fue lanzada en 2014. A pesar de su tiempo en el mercado, este asistente aún necesita mejorar en cuanto a su versión de voz, ya que a veces no realiza lo que se le pide o simplemente no entiende las peticiones. Su principal función es la de facilitar el día a día por medio de recordatorios o ayudar con tareas cotidianas.  

Hoy en día contamos con diferentes opciones para elegir a nuestro asistente digital predilecto, y es que además de los ya mencionados existen otros menos conocidos como Bixby, por lo que sólo es cuestión de analizar nuestras necesidades y preferencias. Estos asistentes digitales avanzan cada día más y su función siempre será facilitarnos la vida de una forma o de otra. Son bastante accesibles y fáciles de utilizar, por lo que no es de extrañar que su uso se haya extendido bastante.

Ir arriba