Seguramente en algún momento has escuchado que algún compañero de trabajo es muy empático, es muy bueno trabajando en equipo o tiene una gran capacidad de inteligencia emocional, etc. Y te preguntas ¿Cómo adquirió esas actitudes? ¿Dónde aprendió a trabajar de esa manera? o ¿Qué me hace falta para saber comunicarme mejor?  

En varias ocasiones nos concentramos mucho (al menos aquellas personas con un enfoque técnico) a los conocimientos de nuestra materia, es decir, como hacer configuraciones, como funcionan los aparatos, llevar las cuentas de la empresa, aquellas habilidades que tomamos más en cuenta a la hora de obtener un empleo; ignorando o haciendo a un lado esas habilidades que nos ayudan a colaborar mejor en equipo y comunicarnos, a estas habilidades las conocemos como soft skills o habilidades blandas.

Sin embargo, hoy en día las Hard Skills (o habilidades duras) no son lo más importante al momento de desenvolverte en el área laboral. Como se mencionó anteriormente, las Soft Skills son habilidades humanas, es la manera en que nos comunicamos y actuamos, tanto en el ámbito laboral como en el social, son aquellas habilidades que aplicamos día a día sin importar el puesto que tengas, ya sea desde becario hasta un director general.

Por otro lado, al haber una gran cantidad de Soft Skills, estas pueden dividirse en diferentes grupos y aunque es imposible que una persona posea todas estas habilidades, al verlo en diferentes categorías puede detectar cuales posee, así como en cuales puede trabajar para mejorar o en todo caso adquirir.

Fuente: https://www.ionos.mx/startupguide/productividad/soft-skills/

Habilidades Interpersonales

Se caracterizan por reflejar cómo eres como individuo, ejemplos de ellas son:

  • Resiliencia: También se puede entender como trabajar bajo presión, a pesar del estrés que se puede generar al completar una tarea no dejas que eso te agobie y eres capaz de salir adelante.
  • Compromiso: Es una habilidad con la que se demuestra que eres capaz de salir de tu zona de confort, aceptar y sacar adelante nuevos retos, así como adaptarte con facilidad a nuevos ambientes.
  • Confianza en uno mismo: Es importante tener confianza en uno mismo y reflejarlo, es saber reconocer quién eres y lo que vales, así como tus fortalezas y virtudes. Saber proyectar esa confianza que te tienes, no tener miedo de lo que viene y expresar lo que sientes.

Competencias Sociales

Estas habilidades reflejan principalmente la manera en que actuamos con nuestro compañeros, la manera en que nos vamos a sentir en el entorno laboral, así como la manera a la que nos adaptamos al mismo.

  • Empatía: Seguramente has escuchado la frase “ponerse en los zapatos del otro” esa es una de las formas en que se puede entender la empatía, es decir, comprender a tus compañeros y los que te rodean, saber reaccionar a sus triunfos y fracasos. 
  • Capacidad de comunicación: La importancia de esta habilidad es muy importante, ya que es la capacidad que se tiene para expresar las ideas, pensamientos, mantener una conversación, de una forma manera y segura.
  • Capacidad para trabajar en equipo: Hemos hablado acerca de trabajar en equipo y la importancia del mismo. A lo largo de nuestra vida hemos tenido la oportunidad de colaborar con nuestros compañeros, al tener esta habilidad desarrollada la colaboración será más fácil, amena y sin dificultades.

Habilidades metódicas

Son el tipo de habilidades que pueden llegar a confundirse o compararse con Hard Skills, debido a la relación que se tiene con la experiencia, es decir, son aquellas habilidades que se pueden demostrar fácilmente.

  • Capacidad de organización: Esta habilidad es funcional de varias maneras, tener organizados nuestros pensamientos e ideas a la hora de trabajar, organizar nuestro tiempo para evitar inconvenientes o atrasarnos en tareas, así como organizar nuestras herramientas de trabajo, desde las herramientas físicas que usamos día a día (equipo de cómputo, documentos impresos, organizadores, etc.), hasta herramientas digitales (organización de documentos por carpeta, archivos, etc.). Todo esto nos ayudará a tener un mejor aprovechamiento de nuestro tiempo.
  • Técnicas de presentación: En cuanto a la presentación va muy de la mano con la capacidad de comunicación, a cuantos de nosotros no nos pasó que al momento de presentar una exposición en la escuela la forma en que lo hacíamos no era la mejor (mala presentación de PowerPoint, trabarse al hablar, perder la idea, etc.). Las técnicas de presentación son importantes al momento de hacer una venta, dar una presentación a un cliente o compañeros. Se debe destacar la importancia de mantener la atención de los demás en lo que decimos.
  • Resolución de problemas: También se relaciona con otras habilidades como manejo del estrés, resiliencia, ya que se trata de demostrar cómo te comportas al momento en que algo no pasa como lo esperabas, tener un plan B de las situaciones, además se debe ser capaz de identificar la causa de los problemas para poder resolverlos en el menor tiempo posible.

Estas habilidades presentadas son solo ejemplos, ya que hay una gran cantidad de ellas y no nos sería posible abarcar todos los aspectos que conllevan. Con el tiempo las Soft Skills han ido tomando más importancia que antes y es importante recordar que justo estas capacidades son igual de importantes que las Hard Skills e incluso, al momento de postularte a una nueva oportunidad laboral son estas habilidades las que pueden destacarte de otro candidato. También es importante recalcar que estas habilidades se pueden aprender e ir reforzando, ya sea con cursos, leyendo sobre el tema y sobre todo practicando.

 

Fuentes:

https://www.ionos.mx/startupguide/productividad/soft-skills/

Diplomado “Desarrollo de Habilidades Directivas” de la Facultad de Ingeniería, UNAM

Ir arriba