¿Cinta, disco y/o nube en esquemas de respaldo actuales?

Regularmente cuando hablamos de esquemas de respaldos o queremos implementar alguno, un punto medular es el dispositivo final donde se alojarán los datos a respaldar. Requiere de toda la atención de acuerdo a distintos enfoques que queramos alcanzar en la protección de información de la organización.

Teniendo claro que el dispositivo de respaldo es aquel donde se almacenarán los datos copiados/respaldados de los equipos a proteger, debemos entonces enfocarnos a que tipo de medio cubre mejor las expectativas que queremos alcanzar. Aquí entran en juego conceptos como SLA’s, RPO y RTO.

Básicamente estos términos giran en torno al tiempo sobre el cual esperamos tener la información recuperada y lista para ser utilizada, con el mínimo impacto posible para la organización, después de una pérdida o corrupción de datos. Aquí es donde toma valor el medio de almacenamiento donde se guardarán los datos a recuperar.

Nos enfocaremos a cuáles son los 3 medios de almacenamiento más utilizados en respaldos en la actualidad y los describiremos desde un enfoque relacionado 100% al backup.

CINTAS (TAPE)

Son un viejo aliado de los respaldos, lleva años dentro del esquema de protección de información y ha logrado evolucionar y sobrevivir de manera que todavía es una opción viable para muchos clientes. La cinta es un medio magnético que existe en el ámbito informático desde hace más de medio siglo, como un elemento de almacenamiento de información regular y que desplazó a las tarjetas perforadas. Fue adoptado por esquemas de respaldos por sus características de capacidad y movilidad, haciendo posible proteger información fuera de sitio.

Dentro de las cintas han existido distintos formatos de tecnología, siendo la más conocida y utilizada al día de hoy el LTO-X (linear tape-open), diferenciados con un guión (-) y un numeral para especificar la generación en la que se encuentra, indicando el nivel de capacidad y rendimiento, con respecto a otras generaciones.

Ventajas:

  • Grandes capacidades en una sola cinta.
  • Rendimiento mejorado conforme llegan nuevas generaciones.
  • Portabilidad de las cintas, a un sitio alterno o bóveda.
  • Al ser medio magnético, las infecciones por virus o ransomware no son replicados a otras cintas.
  • Facilidad de almacenamiento a largo plazo para cumplir con regulaciones.

Desventajas:

  • Su portabilidad o manejo, las hace sensibles a caídas o daños físicos.
  • El costo de administración y almacenamiento puede llegar a elevarse más de lo planeado.
  • Aunque su rendimiento puede ser bueno, hay tiempos de manejo (depositar en librería o ingresar al drive de lectura) que afectan los tiempos efectivos de acceso a los datos.
  • Su retrocompatibilidad a otras generaciones es reducida.
  • Migración de históricos a nuevas generaciones puede resultar sumamente costoso y tomar mucho tiempo.

Las cintas todavía son una opción solicitada por clientes que buscan cumplir regulaciones o normas muy específicas, como almacenamiento a largo plazo y en un sitio o bóveda independiente del sitio principal; esto último se ha buscado suplir con opciones de replicación a sitio alterno o nube, pero aun así hay organizaciones que no quieren deshacerse de su uso, a veces más por costumbre.

DISCO

Cuando hablamos de disco como repositorio de respaldo, nos referimos a un espacio en disco como lo conocemos normalmente en nuestra computadora. Es un almacenamiento proporcionado por discos mecánicos (HDD) o de estado sólido (SSD), donde se van a depositar toda los datos respaldados de un ambiente.

Este almacenamiento puede estar localmente en el servidor de respaldos o en los equipos a respaldar, o ser parte de un equipo de almacenamiento dedicado, que incluso puede tener características ideales para respaldos, como tiering de información, discos de grandes capacidades, protección a nivel discos o nodos y deduplicación, de la cual también ya hemos hablado en otros artículos.

Ventajas:

  • Mejor rendimiento y velocidad de accesos a datos.
  • Protección de datos a nivel físico y lógico por estructuras de los propios almacenamientos de discos (Ej. RAID, Redundancia, etc)
  • Posibilidad de Tiering automático de datos de acuerdo a su frecuencia de acceso o criticidad.
  • Datos siempre disponibles dado que el disco está en línea y no se extrae.
  • Las tecnologías de eficiencia (compresión y deduplicación) y seguridad (encriptación) de almacenamiento, presentan mejores rendimientos en disco que en cinta.

Desventajas:

  • El costo puede incrementarse demasiado si las políticas de retención son muy grandes.
  • Cumplimientos de normas/regulaciones de respaldos fuera de sitio, implican mayor inversión tanto en un sitio alterno o nube, así como en enlaces de comunicación.
  • Es más susceptible a diseminación de virus o malware que una cinta, por su propia naturaleza de distribución y acceso de archivos.

Al inicio los temas de costos eran algo altos; pero estos se han ido haciendo menores conforme avanza el tiempo haciéndolos más accesibles para los esquemas de respaldos. Hoy podemos encontrar en el mercado discos de grandes capacidades a un costo similar o incluso inferior al de una cinta LTO de la misma capacidad.

NUBE

No es extraño incluir a la nube como una opción más para respaldos. Hoy en día es una de las soluciones que se adaptan a todo tipo de ambientes y alcances. La nube ha tomado una gran fuerza al proporcionar acceso desde cualquier lugar y momento a los datos (mientras exista acceso a internet).

La nube se abre como una opción viable para cubrir necesidades de replicación de respaldos, retención a largo plazo de algunos de ellos o cubrir la necesidad de cumplimiento de normas que exigen tener copias de seguridad fuera de sitio. Vino a dar justo en el clavo para sustituir la administración de las cintas y sin necesidad de invertir en un sitio físico alterno para tener copias remotas.

Ventajas:

  • Sin inversión en adecuaciones y adquisiciones físicas de un sitio alterno nuevo.
  • La información siempre está disponible, con conexión a internet
  • Existen esquemas de solo almacenamiento de respaldo o de solución de backup completa desde la nube.
  • Esquemas de consumo cada vez más flexibles.
  • Escalabilidad en línea y prácticamente inmediata.

Desventajas

  • Puede requerir costos de inversión alto inicial, si no se tienen enlaces de comunicación adecuados de acuerdo a requerimientos.
  • Existen regulaciones o normas que impiden a empresas almacenar información en infraestructura que no es propia.
  • Todavía hoy los costos de almacenamiento en nube no son baratos. Requiere una buena investigación costo-beneficio.

A pesar que la nube lleva años en el mercado, no es una sorpresa que no sea la solución adecuada para todo y para todos. Ya ha habido casos de organizaciones que terminaron regresando toda su infraestructura en nube nuevamente a tenerla on-premise, ya sea por una mala planeación, porque no era lo que se esperaba o simplemente no estaban listos para ello.

En conclusión cada dispositivo tiene sus ventajas y desventajas, pero no aplican igual para todas las empresas, si no que el valor que dan a un negocio estará enfocado al tipo de datos, criticidad, nivel de servicio y enfoque que cada organización tiene de su información. 

Existirán soluciones que incluyan dos o incluso los tres para lograr sus objetivos, por eso es importante una correcta evaluación y planeación al momento de decidir, y para eso existen proveedores con la experiencia suficiente para ayudarnos a elegir la opción que mejor se adapte a las necesidades del negocio.

Ir arriba