¿Y para ti, cuáles son las habilidades primordiales de todo líder y por qué?

El liderazgo es una de las cuestiones que hará que nuestra empresa o proyectos sean capaces de sobresalir y mantenerse, y es que por más bueno que sea nuestro equipo de trabajo, este no podrá funcionar correctamente si no es dirigido por alguien capaz. 

Ser buen líder es el resultado de diversos factores, y entre ellos está el tener ciertas habilidades, las cuales pueden tenerse ya de forma natural de acuerdo a nuestra personalidad y forma de ser o pueden desarrollarse con el tiempo. Si bien las habilidades de liderazgo pueden variar dependiendo de la persona, lo cierto es que hay algunas de ellas que son esenciales y que todo líder debería tener.

Las habilidades de un líder

  • Empatía: Es primordial en un puesto de liderazgo, y es que es la habilidad que nos permite entender que nuestros colaboradores no son máquinas, sino personas y que sus problemas personales pueden afectar su desempeño. No se trata de ser permisivo, sino de entender y de ser posible dar apoyo. La empatía permite que nos entendamos mejor con las personas a nuestro alrededor, y por lo tanto mejora nuestra capacidad de comunicación, siendo esta otra habilidad esencial de un líder.
  • Buena comunicación: Esta podría ser la habilidad más importante de un líder, y es que sin una buena comunicación es imposible sacar adelante cualquier actividad. El entorno laboral es un entorno de equipo, por lo que sin una buena comunicación y sin alguien que la dirija, es imposible realizar las cosas de manera correcta por más bueno que sea el equipo y las herramientas a su disposición. Tener una buena comunicación permite a su vez que la confianza dentro del equipo crezca.
  • Capacidad de inspirar: Un equipo de trabajo inspirado indudablemente trabajará mejor que un equipo que no lo está. La motivación para el trabajo es importante, y esta se puede dar de forma personal de diversas maneras, pero la inspiración es un complemento muy importante que muy pocas personas pueden causar en sus colaboradores. El hacer que nuestro equipo crea de verdad en lo que hace nuestra organización es primordial si se desea obtener buenos resultados.
  • Confianza: En el caso de un líder, la confianza debe ser tanto en uno mismo como en su equipo de trabajo y a su vez debe lograr que su equipo le tenga confianza a él. Cuando la confianza se da entre líder y equipo la productividad aumenta, ya que se da lugar a que haya retroalimentación de ambos lados y por lo tanto podremos darnos cuenta de los errores que cometemos aunque no lo notemos, y esto da pie a que los corrijamos. Para lograr esto se debe tener una buena comunicación y empatía. 
  • Saber delegar: Un líder debe saber que no puede estar presente en todo ni hacer todo, sino que debe delegar tareas según sea necesario. Si un líder quiere encargarse de todo, finalmente no logrará hacer nada por la excesiva carga de trabajo, y si quiere estar presente y vigilando todo lo que hacen sus colaboradores al final solo terminará minando la confianza del equipo de trabajo y no les permitirá trabajar de manera correcta, truncando sus esfuerzos. El saber delegar es a su vez resultado de una buena comunicación y de la confianza. 

Las habilidades primordiales para ser líder no son individuales la una de la otra, sino que cada una complementa a la otra y ve su origen en otra. No es adecuado tener sólo una u otra, sino que se deben tener las cinco si se quiere tener resultados óptimos en lo que se pretenda hacer. 

Afortunadamente, hoy en día existen muchos talleres y cursos que permiten mejorar o incluso generar habilidades de liderazgo, por lo que estas están al alcance de cualquier persona que sea una figura de autoridad. Asimismo, es importante destacar que estas habilidades toman en cuenta totalmente la opinión de nuestros colaboradores, y es por eso que muchos jóvenes exigen en la actualidad un trabajo con buen liderazgo.

Ir arriba