¿QUÉ ES HIPERCONVERGENCIA?

Generar un concepto de tecnología para definir el término hiperconvergencia puede ser un reto y más aún cuando ya se habla mucho de este tema en el mercado actual de soluciones para el centro de datos. 


Cada uno de los fabricantes líderes en soluciones de tecnología hiperconvergente, define este concepto orientado a las capacidades o características que ofrecen sus productos.


Para entender la palabra la dividiremos en dos partes:  hiper y convergencia. El término hiper, se refiere a uno de los componentes fundamentales de la virtualización, llamado hipervisor, este componente lo consideramos SW, que funciona como un proceso que crea y ejecuta componentes virtuales, un ejemplo son las máquinas virtuales. 


Para explicar el término convergencia utilizaremos el concepto general de la palabra, el cual se define como un lugar o punto donde se hace la unión de líneas u objetos. 


Se incluyen tres componentes o servicios fundamentales de infraestructura, que se consolidan en un solo nivel: el almacenamiento, el cómputo y las redes.


El primer componente fundamental de infraestructura es el cómputo, un ejemplo de este es el HW y SW, incluido el procesador, que es un componente básico que tiene cualquier sistema informático, como los servidores que tienen procesador y memoria. 


El almacenamiento por su parte se refiere al repositorio donde se depositan los datos o información, y la red se sugiere como los componentes usados para la comunicación entre sistemas del centro de datos.


Estos componentes son virtualizados por medio de un hipervisor y ofrecidos como un único servicio. Para lograr la eficiencia y la capacidad de virtualización de los componentes fundamentales, las soluciones hiperconvergentes usan tecnologías de nueva generación y con mayores capacidades, por ejemplo procesadores más veloces, discos con tecnología flash y red de mayor velocidad.


Con la hiperconvergencia a nivel infraestructura se dispone de diferentes habilidades, como la capacidad de escalamiento, es decir, permite crecer la arquitectura a medida que se requiere. Otra habilidad es la simplificación de componentes físicos, es decir, se reduce el uso de componentes en el centro de datos, lo cual se ve traducido en la reducción de costos energéticos y de enfriamiento.


Así como la reducción administrativa por bajar el número inventarios, aumenta la gestión centralizada, permite manipular los componentes desde un solo punto de administración y monitoreo. En algunos casos la hiperconvergencia habilita o es la base para el desbordamiento a la nube.