Claves para una correcta transformación digital

[fusion_builder_container type=”flex” hundred_percent=”no” hundred_percent_height=”no” min_height=”” hundred_percent_height_scroll=”no” align_content=”stretch” flex_align_items=”flex-start” flex_justify_content=”flex-start” flex_column_spacing=”” hundred_percent_height_center_content=”yes” equal_height_columns=”no” container_tag=”div” menu_anchor=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” status=”published” publish_date=”” class=”” id=”” link_color=”” link_hover_color=”” border_sizes=”” border_sizes_top=”” border_sizes_right=”” border_sizes_bottom=”” border_sizes_left=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing_medium=”” margin_top_medium=”” margin_bottom_medium=”” spacing_small=”” margin_top_small=”” margin_bottom_small=”” margin_top=”” margin_bottom=”” padding_dimensions_medium=”” padding_top_medium=”” padding_right_medium=”” padding_bottom_medium=”” padding_left_medium=”” padding_dimensions_small=”” padding_top_small=”” padding_right_small=”” padding_bottom_small=”” padding_left_small=”” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” box_shadow=”no” box_shadow_vertical=”” box_shadow_horizontal=”” box_shadow_blur=”0″ box_shadow_spread=”0″ box_shadow_color=”” box_shadow_style=”” z_index=”” overflow=”” gradient_start_color=”” gradient_end_color=”” gradient_start_position=”0″ gradient_end_position=”100″ gradient_type=”linear” radial_direction=”center center” linear_angle=”180″ background_color=”” background_image=”” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” enable_mobile=”no” parallax_speed=”0.3″ background_blend_mode=”none” video_mp4=”” video_webm=”” video_ogv=”” video_url=”” video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” video_preview_image=”” absolute=”off” absolute_devices=”small,medium,large” sticky=”off” sticky_devices=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_background_color=”” sticky_height=”” sticky_offset=”” sticky_transition_offset=”0″ scroll_offset=”0″ animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” filter_hue=”0″ filter_saturation=”100″ filter_brightness=”100″ filter_contrast=”100″ filter_invert=”0″ filter_sepia=”0″ filter_opacity=”100″ filter_blur=”0″ filter_hue_hover=”0″ filter_saturation_hover=”100″ filter_brightness_hover=”100″ filter_contrast_hover=”100″ filter_invert_hover=”0″ filter_sepia_hover=”0″ filter_opacity_hover=”100″ filter_blur_hover=”0″][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ align_self=”auto” content_layout=”column” align_content=”flex-start” content_wrap=”wrap” spacing=”” center_content=”no” link=”” target=”_self” min_height=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” type_medium=”” type_small=”” type=”1_1″ order_medium=”0″ order_small=”0″ dimension_spacing_medium=”” dimension_spacing_small=”” dimension_spacing=”” dimension_margin_medium=”” dimension_margin_small=”” margin_top=”” margin_bottom=”” padding_medium=”” padding_small=”” padding_top=”” padding_right=”” padding_bottom=”” padding_left=”” hover_type=”none” border_sizes=”” border_color=”” border_style=”solid” border_radius=”” box_shadow=”no” dimension_box_shadow=”” box_shadow_blur=”0″ box_shadow_spread=”0″ box_shadow_color=”” box_shadow_style=”” background_type=”single” gradient_start_color=”” gradient_end_color=”” gradient_start_position=”0″ gradient_end_position=”100″ gradient_type=”linear” radial_direction=”center center” linear_angle=”180″ background_color=”” background_image=”” background_image_id=”” background_position=”left top” background_repeat=”no-repeat” background_blend_mode=”none” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” filter_type=”regular” filter_hue=”0″ filter_saturation=”100″ filter_brightness=”100″ filter_contrast=”100″ filter_invert=”0″ filter_sepia=”0″ filter_opacity=”100″ filter_blur=”0″ filter_hue_hover=”0″ filter_saturation_hover=”100″ filter_brightness_hover=”100″ filter_contrast_hover=”100″ filter_invert_hover=”0″ filter_sepia_hover=”0″ filter_opacity_hover=”100″ filter_blur_hover=”0″ last=”no” border_position=”all”][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” content_alignment_medium=”” content_alignment_small=”” content_alignment=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” font_size=”” fusion_font_family_text_font=”” fusion_font_variant_text_font=”” line_height=”” letter_spacing=”” text_color=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]

Quiero comenzar con una frase que ya habrás leído o escuchado por ahí, sobre todo últimamente, “los datos se han convertido en el activo más valioso para muchas empresas”. Y esto no es cuestión de moda, coincidencia o simple frase dominguera; cuando hablamos de los datos hoy en día, es porque realmente se están convirtiendo en el verdadero habilitador para una transformación organizacional, curiosamente son la base y a la vez, el objetivo para una permanencia en un mercado cada vez más exigente, y si nos enfocamos en el tema de hoy, sí, son vitales para entender una transformación digital.

Pero, ¿qué son los datos y por qué su importancia?

Los datos hoy en día, entre muchas otras definiciones, son toda aquella información que se obtiene de cualquier interacción o actividad generada por algún dispositivo tecnológico y/o digital. Imagina un email o mensajes de whatsapp que acabas de enviar, esa consulta que acabas de realizar en Google, la transferencia de dinero que realizaste en tu banco, el encendido de focos en tu hogar por medio de una app, compras en línea, un tweet, un posteo en Facebook hablando de algo de interés para ti, los sensores de tu carro o de esa gran máquina que genera el producto en tu empresa, y un sinfín de ejemplos más generando una cantidad enorme de datos.

Ahora imagina que pasaría si estos fueran manejados e interpretados de una manera tal, que logren, por ejemplo, que alguien sepa cuál es la próxima tendencia en gustos, y así estar preparado con el producto que será el “boom” de mercado en unas semanas; o le permitiera a un fabricante de carros, saber cuáles son las piezas que están a punto de fallar y adelantarse a una tragedia, dándote a la vez una satisfacción de cliente que asegure tu estancia con la marca. Estos beneficios se conocen como ventaja competitiva, lo que toda empresa busca finalmente.

Te das cuenta de la importancia que toman justo ahora los datos, en un mundo cada vez más tecnológico y enlazado, como en el que vivimos.

[/fusion_text][fusion_imageframe image_id=”2117|medium” max_width=”” sticky_max_width=”” style_type=”” blur=”” stylecolor=”” hover_type=”none” bordersize=”” bordercolor=”” borderradius=”” align_medium=”none” align_small=”none” align=”none” margin_top=”” margin_right=”” margin_bottom=”” margin_left=”” lightbox=”no” gallery_id=”” lightbox_image=”” lightbox_image_id=”” alt=”” link=”” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” filter_hue=”0″ filter_saturation=”100″ filter_brightness=”100″ filter_contrast=”100″ filter_invert=”0″ filter_sepia=”0″ filter_opacity=”100″ filter_blur=”0″ filter_hue_hover=”0″ filter_saturation_hover=”100″ filter_brightness_hover=”100″ filter_contrast_hover=”100″ filter_invert_hover=”0″ filter_sepia_hover=”0″ filter_opacity_hover=”100″ filter_blur_hover=”0″]https://trustnet.com.mx/wp-content/uploads/sites/7/2020/09/TR04-300×137.jpg[/fusion_imageframe][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” content_alignment_medium=”” content_alignment_small=”” content_alignment=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” font_size=”” fusion_font_family_text_font=”” fusion_font_variant_text_font=”” line_height=”” letter_spacing=”” text_color=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]

Entonces, ¿cómo ser capaz de lograr este valor de los datos?

Es aquí donde toma real relevancia la transformación digital, ya que los datos se convierten en ese impulsor que las organizaciones necesitan para lograr afrontar el futuro tecnológico, a la vez que son el objetivo a lograr, cuando se refiere a datos de calidad.

La transformación digital se centra precisamente en la integración y aplicación de tecnologías digitales en cada una de las áreas de una organización, permitiendo explotar el valor de los datos de forma eficiente, logrando transformar la operación interna y a la vez  maximizar el valor hacia los clientes finales.

Lo anterior, bien implementado, se puede volver una “bola de nieve” positiva, datos generando más datos, obteniéndose en tiempo real e ingresarlos en la cadena de producción al instante para siempre estar alineados a las demandas constantes y cambiantes del mercado, algo que, en definitiva, la convertirá en una organización competitiva y preparada para el futuro. Nuevamente nos damos cuenta de que las empresas que van a permanecer, serán aquellas que estén impulsadas por los datos.

[/fusion_text][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” content_alignment_medium=”” content_alignment_small=”” content_alignment=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” font_size=”” fusion_font_family_text_font=”” fusion_font_variant_text_font=”” line_height=”” letter_spacing=”” text_color=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]

Y ahora, ¿cómo consigo una Transformación Digital efectiva?

Para lograr una transformación digital, se debe tener claro en qué situación actual nos encontramos, ser conscientes y estar abiertos a los cambios que esto puede traer. Para poder afrontar esto, y antes de aventurarnos, debemos considerar las siguientes transformaciones internas como organización: 

  • Transformación de TI o Modernización Tecnológica. Sin lugar a dudas esta es la base o paso previo para una transformación digital. Se refiere a pasar de modelos tradicionales a ambientes modernos de TI. ¿A qué nos referimos?, ya no basta con tener un solo servidor que soporte todas las operaciones de una empresa donde la ingesta de datos sea manual, sus actualizaciones requieren tiempos de apagado o su necesidad de crecimiento se limite a agregar un disco duro físico y sin hablar de conectividad a la nube. Esto implica ir más allá, la innovación tecnológica está aquí, adoptarla es casi una obligación. Estamos hablando de centros de datos que incluya uno o varios de los siguientes puntos:
  • Estar habilitados para ambientes multi-nube.
  • Proporcionen facilidad y flexibilidad de implementación, escalamiento y administración.
  • Estar habilitados para Machine Learning y tecnologías de Inteligencia Artificial.
  • Permiten la automatización de procesos y actividades.
  • Cambio en la fuerza laboral. Es importante proveer a todos los empleados o colaboradores internos las herramientas y conocimientos necesarios, que faciliten su labor volviéndose un trabajo cómodo y de acuerdo a sus alcances, y, por consiguiente, aumentando su productividad. De nada sirve innovar tecnológicamente, si el personal no conoce, no está listo o no posee los dispositivos para explotar al máximo dicha innovación.
  • Nuevo esquema de seguridad. Todo cambio o innovación tecnológica traerá consigo nuevos riesgos que acompañan el avance, es parte de la modernización, por lo que se tendrán que adoptar nuevos esquemas de seguridad. En este aspecto, todo girará en torno a la ejecución de aplicativos sobre infraestructura confiable y segura, que permitan que los datos y los dispositivos enlazados estén protegidos en todo momento.
  • Adopción de aplicaciones. En un mundo digital, el desarrollo de aplicaciones o software que entregan experiencias únicas y dinámicas a los usuarios (empleados y clientes), es un paso que debe darse. El software o aplicativos, puede definir, simplificar y automatizar los procesos empresariales, provocando una eficiencia operacional sin igual dentro de la organización. Por eso la importancia de adoptar herramientas, plataformas y conocimientos de desarrollo, que permitan construir y ejecutar apps que impulsen la productividad y metas del negocio.

Adicional a estas 4 grandes transformaciones o incluso complementándolas, existen ciertas soluciones o tecnologías que impulsan la explosión digital, como pueden ser:

o   Computación en la nube

o   Plataformas móviles

o   Blockchain

o   IoT

o   Redes Sociales

Todo lo anterior son habilitadores, “ingredientes”, que maximizan el poder de los datos, permitiéndonos consolidar el camino correcto hacia la obtención de una ventaja competitiva. 

En otras palabras, la adecuada combinación de Datos+Software, habilitan la Transformación Digital.

Ciertamente también existen barreras en el camino hacia esta transformación, como lo son:

  • Tiempo. Cada vez es más urgente y se tiene menos tiempo para ofrecer soluciones adecuadas al mercado actual.
  • Habilidades. La necesidad de nuevos skills del personal se vuelve más apremiante conforme la tecnología y la era digital.
  • Costos. Gran parte del presupuesto siempre está en mantener la infraestructura actual en lugar de buscar la innovación.
  • Diversos riesgos. No solo en referencia a ciber-ataques o comprometer la información, sino riesgos en la falta de un plan o estrategia adecuada que permita realizar los cambios deseados.

Aun con estas barreras, es muy atractiva la iniciativa de Transformación Digital, estudios hablan que empresas que han optado por seguir este camino impulsadas por la explotación del valor de los datos, ven increíbles beneficios en su organización, como son:

  • Hasta un 34% de ingresos adicionales.
  • Casi 3 veces menos costos operacionales.
  • Hasta 2X de más rentabilidad general en su negocio, en comparación a la competencia que no adopta este esquema.

[/fusion_text][fusion_text columns=”” column_min_width=”” column_spacing=”” rule_style=”default” rule_size=”” rule_color=”” content_alignment_medium=”” content_alignment_small=”” content_alignment=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” font_size=”” fusion_font_family_text_font=”” fusion_font_variant_text_font=”” line_height=”” letter_spacing=”” text_color=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=””]

¿Estás listo para la Transformación Digital?

Por último, es importante mencionar que lo anterior se puede dar, siempre y cuando exista un real deseo de transformación organizacional, ya que todo esto implica cambios de pensamientos en todos los niveles de la empresa, cambios de modelos de negocio e incluso enfoques distintos a costumbres arraigadas, permitiendo así, centrar la atención en lo que muchos han dado cuenta ser el eje de sus negocios, la experiencia del cliente; ya no basta centrarse en afinar los procesos organizacionales internos para generar productos solo por generar. Si la empresa está atenta a la satisfacción y tendencias de sus clientes o público en general (datos, a final de cuentas), será capaz de encontrar el valor adecuado que busca el mercado, permitiéndose estar siempre adelante en los gustos de los compradores.

¿Queda claro ahora el gran valor que los datos y una Transformación Digital pueden traer a tu empresa? ¿Están listos para ello? ¿Cuál crees que puede ser tu siguiente paso para lograr crecer tu negocio? Son muchas las preguntas e incluso pueden llegar a agobiarte, pero la buena noticia es que no estás solo, siempre existe alguien con la experiencia y capacidad para ayudarte a lograrlo, no dudes en apoyarte de los expertos.

[/fusion_text][fusion_imageframe image_id=”2118|medium” max_width=”” sticky_max_width=”” style_type=”” blur=”” stylecolor=”” hover_type=”none” bordersize=”” bordercolor=”” borderradius=”” align_medium=”none” align_small=”none” align=”none” margin_top=”” margin_right=”” margin_bottom=”” margin_left=”” lightbox=”no” gallery_id=”” lightbox_image=”” lightbox_image_id=”” alt=”” link=”” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” sticky_display=”normal,sticky” class=”” id=”” animation_type=”” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″ animation_offset=”” filter_hue=”0″ filter_saturation=”100″ filter_brightness=”100″ filter_contrast=”100″ filter_invert=”0″ filter_sepia=”0″ filter_opacity=”100″ filter_blur=”0″ filter_hue_hover=”0″ filter_saturation_hover=”100″ filter_brightness_hover=”100″ filter_contrast_hover=”100″ filter_invert_hover=”0″ filter_sepia_hover=”0″ filter_opacity_hover=”100″ filter_blur_hover=”0″]https://trustnet.com.mx/wp-content/uploads/sites/7/2020/09/TR02-300×154.jpg[/fusion_imageframe][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Ir arriba