Workaholics: Adictos al trabajo

Personas que no tienen vida social, o que argumentan no tener tiempo para ella, personas que están las veinticuatro horas conectadas a sus dispositivos de trabajo, dispuestos a dejarlo todo para contestar un correo electrónico, y además no tienden a delegar parte de su trabajo.

Al igual que cualquier otra adicción, puede llegar a tener graves consecuencias en la vida de una persona, tanto en su entorno familiar, laboral y hasta padecer síntomas físicos que afectan su salud. 

Síntomas que padece una persona con esta enfermedad: 

  • Depresión
  • Ansiedad 
  • Irritabilidad 
  • Preocupación extrema por el rendimiento
  • Tendencia a menospreciar tanto su trabajo como a ellos mismos 

Aunque le puede pasar a cualquier persona, los hombres de mediana edad tienden a ser más susceptibles a padecer esta enfermedad, las profesiones que más involucran a los workaholics son:  

  • Abogados 
  • Médicos y trabajadores de salud 
  • Periodistas 
  • Ejecutivos de grandes corporaciones

Normalmente los adictos al trabajo viven en las grandes ciudades y el mismo ritmo de ellas les afecta. 

No te asustes si descubres que estás al  borde de caer en la adicción al trabajo existen maneras de evitar esto, tales como:

  • Plantear bien tus prioridades
  • Crear calendarios
  • Aceptar que el trabajo es solo trabajo (Siempre habrá más trabajo) 
  • No dejar de disfrutar los grandes momentos
  • Marcar límites 

Esto te ayudará además a organizar mejor tus tiempos y realizar otras actividades que tengan beneficios tanto para tu salud como para tu vida en general. 

 

Ir arriba