La pandemia de COVID-19 dio inicio en China, la cual está infectando a la población y se propaga fácilmente de persona en persona, lo que ha ocasionado que el mundo presencial se pare, debido a que las medidas de seguridad que se han implementado son confinar a la población, de esta forma se busca disminuir el contagio y el impacto de este virus, lo que está provocado una crisis económica mundial.

Ante dicha crisis económica, sanitaria y social que ha generado la pandemia de COVID-19, es de suma importancia reconocer los grandes beneficios que nos brinda la tecnología durante este tiempo de crisis, en donde las industrias globales, comunidades y ciudadanos se unen para encontrar una solución.

La tecnología está resultado ser una herramienta importante para la sociedad, empresas y administraciones, les permite seguir desempeñando su trabajo con eficacia, comunicarse con otras personas y adquirir bienes y servicios.

Esta crisis que está enfrentando el mundo, es una oportunidad de crecimiento y aprendizaje, para fortalecer la comunicación y sobre todo para recuperar el desarrollo económico, estamos aprendiendo que el trabajo remoto es una solución para evitar la interacción física, nos ha puesto a prueba en resistencia y a responder los desafíos que se nos presentan como sociedad ante esta pandemia.

En China la implementación de tecnología ha sido muy importante, utilizando robots móviles de patrulla, esto con la finalidad de controlar el uso de mascarillas, la temperatura de las personas, esterilizar el transporte público, así como apps para el control de la población, y evitar la propagación del virus.

Recientemente, la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de Estados Unidos hizo un llamado a las grandes compañías tecnológicas para exponer necesidades y soluciones a partir de esta contingencia, esfuerzos para diagnosticar pacientes y mejorar las pruebas, detener la propagación de la información errónea, seguimiento de la propagación del virus para permitir una respuesta más rápida a las áreas más afectadas, uso de supercomputadoras que analicen el desarrollo del tratamiento, vehículos y robots para entregar suministros médicos a hospitales, así como alimentos a las personas que están en cuarentena.

Volver a arrancar motores no es fácil, aún faltan semanas por delante, pero los sectores de tecnología son clave para el desarrollo de innovación.

 

Fuentes consultadas:

https://home.kpmg