¿Qué es una SAN?

Las redes de almacenamiento compartido (SAN) son la arquitectura de red de almacenamiento más comunes utilizadas por las empresas para las aplicaciones críticas del el negocio, que necesitan entregar alto rendimiento y baja latencia.

.

Figura 1.- Ejemplo ilustrativo de una SAN tradicional compuesta por 3 capas: los servidores, los Switches de fibra y los almacenamientos externos.

Una red de área de almacenamiento (SAN) es una red de alta velocidad dedicada e independiente que interconecta dispositivos de almacenamiento con múltiples servidores y entrega pools de recursos de almacenamiento en forma de LUNS que expanden las capacidades para guardar información de los hosts (servidores) y sus aplicaciones.

Cada servidor puede acceder al almacenamiento compartido como si fuera una unidad conectada directamente al servidor. Una SAN generalmente se ensambla con cables, adaptadores de bus (HBA´s) y switches SAN conectados a sistemas de almacenamiento y servidores. Cada Switch y sistema de almacenamiento en la SAN debe estar interconectado.

Como se mencionó anteriormente, una SAN es un almacenamiento basado en bloques, que aprovecha una arquitectura de alta velocidad para interconectar los servidores a sus unidades de disco lógico (LUN):

De forma técnica, un LUN es un rango de bloques aprovisionados desde un grupo de almacenamiento compartido y presentados al servidor como un disco lógico, el servidor particiona y formatea esos bloques generalmente con un sistema de archivos para que pueda almacenar datos en el LUN tal como lo haría en el almacenamiento en disco local.

De forma resumida, un LUN es el volumen/unidad de espacio lógico que un almacenamiento externo le proporciona a un servidor y que este último va a ver como si fuera un disco local como cualquiera, por ejemplo:

Figura 2.- Las unidades C: y D: son LUNS proveídas por un almacenamiento externo conectado a una SAN y que se ven como las típicas unidades que todos tenemos en nuestra PC.

Las SAN representan aproximadamente dos tercios del mercado total de almacenamiento en red. Están diseñados para eliminar puntos únicos de falla haciendo que las SAN sean altamente disponibles y resistentes. Una SAN bien diseñada puede soportar fácilmente fallas de múltiples componentes o dispositivos a continuación, un ejemplo de una SAN:

Casos de uso de una SAN.

Las redes de almacenamiento compartido se implementan con frecuencia para admitir aplicaciones críticas para el negocio y sensibles al rendimiento, tales como:

  • Bases de datos de Oracle. Estos son, con frecuencia críticos para el negocio y requieren el mayor rendimiento y disponibilidad.
  • Bases de datos de Microsoft SQL Server. Al igual que las bases de datos Oracle, las bases de datos MS SQL Server suelen almacenar los datos más valiosos de una empresa, por lo que requieren el mayor rendimiento y disponibilidad.
  • Grandes implementaciones de virtualización utilizando VMware, KVM o Microsoft Hyper-V. Estos entornos a menudo se extienden a miles de máquinas virtuales que ejecutan una amplia gama de sistemas operativos y aplicaciones con diferentes requisitos de rendimiento. Los entornos virtualizados concentran muchas aplicaciones, por lo que la confiabilidad de la infraestructura se vuelve aún más importante porque una falla puede causar múltiples interrupciones de la aplicación.
  • Grandes infraestructuras de escritorio virtual (VDI). Estos entornos sirven a escritorios virtuales para un gran número de usuarios de una organización. Algunos entornos VDI pueden sumar fácilmente decenas de miles de escritorios virtuales. Al centralizar los escritorios virtuales, las organizaciones pueden administrar más fácilmente la protección y la seguridad de los datos.