El boom de la virtualización hoy más que nunca está siendo adoptado por las empresas que se han decidido a dar el siguiente paso con la transformación digital. Ya hablamos del  almacenamiento definido por software y del  centro de datos definido por software, es el turno de hablar de las redes definidas por software.

Las redes definidas por software (también conocidas como software defined network o SDN) a diferencia de las redes tradicionales ofrecen agilizar, incrementar la velocidad, calidad y cobertura de la red; así como simplificar la implementación y administración de sus recursos.

En las redes tradicionales la administración es compleja (más no difícil), ya que al no tener una administración centralizada al querer configurar 5 dispositivos diferentes tienes que acceder al equipo, configurarlo, salir y pasar al siguiente dispositivo, en cambio con SDN, todo lo controlas desde un mismo punto, lo que lo hace más ágil.

Para la implementación es el mismo caso, necesitas configurar de manera independiente los distintos dispositivos, necesitas más de ellos por la arquitectura que se maneja (hablaremos de ella más adelante).

Al ser una tecnología reciente, SDN ofrece mayor cobertura y velocidad que los dispositivos tradicionales.

¿Cuáles son sus componentes?

A diferencia de la estructura de red tradicional compuesta de 3 capas (núcleo, distribución y acceso), las redes definidas por software se componen de 3 capas diferentes conectadas a un mismo API (Application Program Interface) el cual las controla.

  • Capa de aplicación: Incluye aplicaciones y funciones de red tales como firewall y balanceo de cargas.
  • Capa de control: Controla las políticas de red, así como el flujo de tráfico.
  • Capa de infraestructura: Se encuentran conectados los switches que están conectados a los clientes finales (usuarios, AP, teléfonos IP, etc).

La capa de infraestructura y control se comunican a través de una interfaz de plano de control de datos. Un ejemplo de esta interfaz es Openflow.

Adoptar las SDN en tu infraestructura brinda grandes beneficios, como son:

  • Administración centralizada.
  • Implementación más rápida.
  • Infraestructura programable.
  • Mejor control de tu infraestructura de red.
  • Reducción de costos.
  • Aumento y agilidad en la escalabilidad.
  • Reducción en la complejidad de la red.
  • Monitoreo unificado de la red en tiempo real.

Sabemos que puede ser difícil de entender el funcionamiento y al principio puede parecer complejo toda la infraestructura, lo sabemos es algo nuevo, sin embargo, también sabemos que los cambios y beneficios que trae consigo las SDN beneficiarán en gran escala a tu organización.