Como sabemos, día a día surgen nuevas opciones de evolución tecnológica y la adaptación a ella, tanto en la vida cotidiana como en las empresas, a veces es difícil de adoptar, por lo que el mundo digital nos rebasa y la preocupación por el avance que se tiene es inminente.

Para comenzar, hay que hacernos la siguiente pregunta, ¿Sabemos qué es la transformación digital? Justo es integrar nuevas tecnologías y herramientas digitales a todas las áreas que colaboran en nuestra empresa, con el fin de agilizar procesos y así brindarle una mejor atención a los clientes.

La transformación digital conlleva a reinventarnos como empresa, adaptándonos a nuevos procesos, redefinir la experiencia del cliente, adquirir nuevas habilidades y enfrentarnos a retos a los que no estamos acostumbrados.

Algunos beneficios que encontramos en la transformación digital son:

  • Almacenamiento: Al dejar de lado los archivos físicos (copias, carpetas, archivos impresos) integrar opciones de almacenamiento en la nube, nos ahorramos tiempo y pérdidas de datos.  
  • Comunicación: Ahora es más fácil y cómodo hacer usos de herramientas de colaboración para reunirnos, sin importar el lugar en donde estemos o la hora. No es necesario encontrarnos en el mismo lugar para discutir algún tema.
  • Trabajo en equipo: Hoy en día contamos con una extensa cantidad de herramientas para trabajar en equipo simultáneamente, sin tener la necesidad de alargar procesos de revisión o tareas faltantes.
  • Servicio a cliente: Adoptando herramientas que optimizan los procesos de mesa de ayuda, no es necesario que las líneas telefónicas se encuentren disponibles, con dichas herramientas fácilmente puedes levantar un caso y un agente se encargará de darle el seguimiento correspondiente. 
  • Portabilidad: Uno de los grandes beneficios que trae la transformación digital es consultar tu información desde tu teléfono móvil (correo, almacenamiento, videollamadas, etc), lo único que necesitas es acceso a la red.
  • Promoción: Haz uso de las plataformas tecnológicas para atraer nuevas oportunidades, da a conocer tu diferenciador y contenido aprovechando el impulso que han tenido las creaciones de páginas web y redes sociales.

Como te habrás dado cuenta, la transformación digital es imparable, pero una vez que te adaptas a ella y que te sientas cómodo, descubrirás que trae grandes beneficios para tu organización, tanto internos como externos.