Antes de saber qué es Openshift y para qué sirve, es necesario recordar que es el cómputo en la nube y los servicios que se ofrecen en la misma principalmente la plataforma como servicio (PaaS).

Openshift es una plataforma de Redhat de gestión de contenedores que se basa en Kubernetes, permite a los desarrolladores realizar el despliegue de aplicaciones empresariales con operaciones automatizadas.

Algunas características y funcionalidades que nos proporciona Openshift son:

  • Permite correr aplicaciones dentro de contenedores gestionados por Kubernetes.
  • Se pueden desplegar diferentes aplicaciones web en diferentes lenguajes.
  • Administra las aplicaciones en la nube con operaciones automatizadas.
  • Mejora la productividad de los desarrolladores e incentiva a realizar nuevos y mejores proyectos.
  • Es elástica; si una aplicación requiere más recursos, esta puede escalarse en distintos contenedores de acuerdo a la demanda.
  • Paga por uso; si bien el servicio lo debemos contratar, el pago va en función al uso de los recursos que estemos utilizando.
  • Multicloud; las aplicaciones usan contenedores y estos pueden estar alojados en distintas plataformas ya sea en la nube o en el centro de datos.

La escalabilidad, elasticidad y velocidad de implementación de aplicaciones son sin duda los mayores retos que tienen los desarrolladores principalmente si hablamos de nube pública, privada e híbrida y la rapidez con la que deben realizar sus implementaciones. 

Sin duda Openshift debe estar en el catálogo de aplicaciones de los desarrolladores y que deben considerar los arquitectos para mejorar sus estrategias de nube híbrida y multicloud.