En la actualidad hay muchas fuentes de comunicación, entre los más conocidos se pueden mencionar los periódicos, la radio, la televisión y a ellos se suman las nuevas tecnologías.

A lo largo del tiempo han tomado gran relevancia estos medios de comunicación en distintos niveles, como la economía, la cultura y la política, debido a su capacidad de informar en grandes poblaciones.

Con la llegada de la tecnología, el internet y diferentes sitios web, estar informado de los acontecimientos que suceden en el mundo, es más sencillo. La innovación de las redes sociales nos hace más cómodo enterarnos de cualquier cosa, el problema es que estos sitios nos brindan mucha información falsa.

El fácil acceso a las redes sociales permite que cualquier persona difunda información que no siempre es real, es una herramienta de información y desinformación para la población.

Es frecuente que nos enteremos de lo que ocurre a diario por estas aplicaciones, sin embargo, no son del todo confiables ya que en diferentes ocasiones la información no es verídica.

Debido a esto, es muy común opinar de temas que en ocasiones no tenemos mucha información, creemos que, al ver la televisión, leer algún sitio web o incluso escuchar los comentarios de los demás, es suficiente pero no, informarnos va más allá. Como habitantes es un derecho que tenemos que ejercer para no ser engañados con la difusión de estos rumores; además es importante tomar en cuenta que debemos comprobar la información antes de difundirla, buscar en otros portales si es real la información, ver si el titular y la imagen son parecidas, etc.

Con el suceso actual de la pandemia por Covid-19, las noticias falsas no se han hecho esperar, al minimizar, negar el virus, incluso difundir remedios caseros milagrosos, entre otras falsas noticias.

Desafortunadamente la desinformación pone en riesgo la vida de las personas, al hacer caso omiso con las indicaciones del sector de salud o al auto recetarse con tratamientos para prevenir el virus.

Por ello es importante estar informado ya que nos mantiene al día, nos hace reflexionar y entender la magnitud de la enfermedad, o de situaciones reales que suceden en nuestro entorno. Investigar lo que sucede en nuestro ambiente fortalece nuestro conocimiento, ya sea en los ámbitos económicos, políticos, culturales, sociales, etc.  

Fuentes consultadas:

https://diariovalor.com/infodemia-noticias-falsas-son-tan-peligrosas-como-la-misma-pandemia-de-covid-19-t202008170108.html