Los hackers o en algunas regiones conocidos como “piratas informáticos”, es la persona o grupo de personas que posee conocimientos tecnológicos los cuales tienen como principal objetivo acceder a los sistemas de información, aplicación o sistema de seguridad y realizar modificaciones que pueden afectar su operación, así como el robo de información de vital importancia para una persona u organización.

Existen dos tipos de hacker los cuales son:

Hackers White Hats: también conocidos como hackers de sobrero blanco, son aquellas personas que se introducen en los sistemas de información, sistemas de seguridad y demás aplicaciones informáticas los cuales detectan errores y tratan de violar los sistemas de cualquier forma para que una vez realizado, todos los hallazgos detectados se los comuniquen a la compañía.

Hackers Black Hats: también conocidos como hackers sombrero negro, son aquellas personas que se introducen en los sistemas informáticos y violan los sistemas de seguridad para causar daño, roban y eliminar información vital para el usuario u organización, infectan y se apoderan de las redes de comunicación, todo lo anterior para poder lucrar con todo lo realizado y poder obtener un beneficio.

Ahora bien, los virus informáticos son programas o códigos maliciosos que se introducen en una aplicación y equipo de cómputo el cual tiene como principal característica que sean AUTOREPLICABLES, es decir, que una vez dentro de la aplicación o equipo se pueden propagar de manera automática en todos los sectores causando lo siguiente:

  • Robar información personal
  • Reducir el rendimiento de los equipos a los cuales infectan
  • Crear toda clase de programas que no son propios del aplicativo o equipo
  • Secuestro de información
  • Propaganda y pérdida de información no deseada 

La manera en cómo los virus informáticos se desarrollan, por lo general toma en cuenta las siguientes 4 fases:

Fase durmiente: el virus ya se encuentra en el sistema, pero se mantiene en espera, sin realizar ninguna acción maliciosa.

Fase de propagación: este es el punto en que el virus se comienza a hacer viral, se replica y se almacena en copias en archivos y programas del sistema. Si uno es detectado, los otros se mantienen copiando y así sucesivamente hasta infectar todo el sistema.

Fase de activación: por lo regular es cuando un usuario realiza una acción la cual permite la activación del virus.

Fase de ejecución: comienza lo que denominan muchos desarrolladores como “la diversión”, es cuando libera su código útil y comienza a dañar el dispositivo o sistema.

Los hackers en combinación con los virus informáticos son los elementos que a toda persona y organización los mantiene atento día y noche los 365 días del año. Cada organización cuenta con medios y herramientas para la detección y eliminación de distintos virus informáticos, así como evitar y concientizar a su personal para evitar abrir correos o archivos que vengan de una procedencia dudosa o que no sea reconocida por la misma organización.

Por otro lado, los usuarios que tienen cualquier equipo de cómputo personal instalan programas de antivirus los cuales mediante un escaneo de todo el equipo de manera periódica pueden detectar virus o archivos maliciosos y eliminarlos antes de que causen un problema, no abren archivos que no reconozcan y son más cuidadosos con los programas que se instalan en sus equipos.

Cualquier acción a realizar es buena, pero tener identificados estos conceptos básicos apoyarán en conocer que no todo lo que está en internet siempre es confiable.