La crisis del Covid-19 está cambiando de manera radical la vida de las personas, la economía y la forma de trabajar de las empresas. La situación que se está atravesando actualmente en el mundo ha dejado claro que necesitamos nuevos modelos para que las organizaciones funcionen en esta situación de confinamiento.

La desconexión física en el mundo nos está enseñando la importancia que tiene el teletrabajo, ya que nos permite continuar con nuestras actividades desde casa y de esta forma mantener la continuidad del negocio. 

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo o trabajo a distancia, también conocido en inglés como telework o home office, nos permite trabajar en un lugar distinto a la oficina, a través de herramientas tecnológicas.

Las herramientas que se utilizan para poder realizar el teletrabajo a distancia son: internet, computadora, cámara digital para las videoconferencias que también son parte del teletrabajo u otras plataformas. celular, entre otras. 

El teletrabajo puede ser desempeñado en distintos sitios como en casa, en un automóvil, en un restaurante, un cibercafé o en cualquier otro lugar que sea cómodo para el trabajador. También es una excelente opción para personas con algún tipo de limitación física o bien para personas que viven en diferentes países.

¿Cómo nos ayuda el teletrabajo en esta crisis?

Debido a las medidas sanitarias que se han implementado en el mundo para reducir el contagio del virus, está cambiando la forma de vida de las poblaciones ya que el confinamiento nos trae consigo un golpe en la economía al no poder salir de nuestras casas para trabajar.

Las empresas y los gobiernos, han tenido que ejecutar modalidades para poder seguir trabajando, una de ellas es el teletrabajo, la cual es una pieza clave para poder seguir realizando nuestras actividades laborales, además de innovar servicios personalizados, inteligentes y rápidos acordes a las necesidades de la sociedad para poder evitar que las empresas sufran un fin súbito.

El teletrabajo nos está ayudando a detener la propagación del virus, esto se debe a que nos podemos quedar en casa y de esta forma evitar el contacto con otras personas que puedan estar contagiadas.

El teletrabajo tiene otros beneficios:

  •         Cambiamos de las oficinas a nuestras habitaciones.
  •         Las reuniones presenciales, por las videoconferencias.
  •         Los traslados a la oficina por unos metros, a nuestra propia casa.
  •         El ahorro en gastos del viaje y de los alimentos.
  •         Nuestra seguridad física ante peligros en las calles.
  •         El tráfico se ha reducido considerablemente.
  •         El estrés que se vivía continuamente ya no es el mismo.
  •         La contaminación ha disminuido en un gran porcentaje.

Mientras trabajamos por contener y luchar contra esta crisis, nos damos cuenta cada día que el teletrabajo está funcionando cada vez más y esta modalidad no solo se transformó en una medida de contingencia para frenar el virus del Covid-19, sino que también se convirtió en una fuerte influencia para la transformación digital en el mundo, ya que cambiará drásticamente el futuro a medida que las empresas sigan creando modelos de redes digitales.