Antecedentes

En el mundo del almacenamiento existen varios tipos, como es el de archivos, el de bloques y últimamente está tomando más relevancia el de objetos, estos 3 son los formatos que contienen, organizan y presentan datos de diferentes maneras a las organizaciones, cada uno con sus propias capacidades y limitaciones. El almacenamiento de archivos organiza y representa los datos como una jerarquía de archivos en carpetas; el de bloques, almacena fragmentos de datos en volúmenes arbitrariamente organizados y de tamaño uniforme; y el almacenamiento de objetos gestiona datos y los vincula a metadatos asociados. Antes de explicar que es el almacenamiento con base a objetos, definiremos a más detalle el de archivos y el de bloque.

¿Qué es el almacenamiento de archivos?

El almacenamiento de archivos, también llamado almacenamiento a nivel de archivo o basado en archivos, es cuando los datos se almacenan como una sola información dentro de una carpeta, en el momento que se necesita acceder a ese dato, su computadora requiere conocer la ruta para encontrarlo (cuidado: puede ser una ruta larga y sinuosa). Los datos almacenados en los archivos, se organizan y recuperan utilizando una cantidad limitada de metadatos que le dice a la computadora exactamente dónde se guarda el archivo. Es como un catálogo de tarjetas de biblioteca para archivos de datos.

Piensen en un armario lleno de archivadores. Cada documento está organizado en algún tipo de jerarquía lógica: por gabinete, por cajón, por carpeta o por hoja de papel. De aquí proviene el término almacenamiento jerárquico, y este es el almacenamiento de archivos. Es el método más antiguo y más utilizado para los sistemas de almacenamiento directo, conectado a la red y es uno que probablemente ha estado siendo utilizado durante décadas. 

Cada vez que accede a documentos guardados en archivos en su computadora personal, utiliza el almacenamiento de archivos. Este tiene amplias capacidades y puede guardar una gran variedad de archivos complejos y casi cualquier cosa, además que es bastante rápido para que los usuarios naveguen.

¿Qué es el almacenamiento en bloque?

El almacenamiento de bloques corta los datos en bloques y los almacena como piezas separadas. Cada bloque de datos, recibe un identificador único que permite que un sistema de almacenamiento coloque los datos más pequeños donde sea más conveniente. Eso significa, que algunos datos pueden almacenarse en un entorno Linux® y otros pueden almacenarse en una unidad de Windows.

El almacenamiento en bloque, a menudo se configura para desacoplar los datos del entorno del usuario y distribuirlos en múltiples entornos donde pueden servir mejor los datos. Después, cuando se solicitan datos, el hardware y software de almacenamiento subyacente vuelven a ensamblar los bloques de datos de estos entornos y los presenta de nuevo al usuario. Por lo general, se implementa en entornos de red de área de almacenamiento (SAN) y debe estar vinculado a un servidor.

Debido a que el almacenamiento en bloque no se basa en una única ruta a los datos, como lo hace el almacenamiento de archivos, se puede recuperar rápidamente. Cada bloque vive solo y puede dividirse para poder acceder a él en un sistema operativo diferente, lo que le da al usuario total libertad para configurar sus datos. Es una forma eficiente y confiable de almacenar datos y es fácil de usar y administrar. Funciona bien con empresas que realizan grandes transacciones y aquellas que implementan grandes bases de datos, lo que significa que cuantos más datos necesite almacenar, mejor será con el almacenamiento en bloque.

Sin embargo, hay algunas desventajas. El almacenamiento en bloque puede ser costoso. Tiene una capacidad limitada para manejar metadatos, es decir, que debe tratarse en el nivel de la aplicación o la base de datos, agregando otra cosa de la que debe preocuparse un desarrollador o administrador de sistemas.

¿Qué es el almacenamiento de objetos?

El almacenamiento de objetos, también conocido como almacenamiento basado en objetos, es una estrategia en la que los archivos se dividen en partes y se distribuyen entre el hardware. En el almacenamiento de objetos, los datos se dividen en unidades distintas llamadas objetos y se guardan en un único repositorio masivo, en lugar de mantenerse como archivos en carpetas o como bloques en servidores, el almacenamiento de objetos combina los datos que forman un archivo, agrega todos sus metadatos relevantes a ese archivo y adjunta un identificador personalizado.

El almacenamiento de objetos agrega metadatos comprensibles al archivo, eliminando la estructura de archivos por niveles y coloca todo en un espacio de direcciones plano, llamado grupo de almacenamiento. Estos metadatos son clave para el éxito, ya que proporcionan un análisis profundo del uso y la función de los datos en el grupo de almacenamiento.

Los volúmenes de almacenamiento de objetos funcionan como unidades modulares: cada uno es un repositorio autónomo que posee los datos y un identificador único que permite que el objeto se encuentre en un sistema distribuido y los metadatos que describen los datos. 

Esos metadatos son importantes e incluyen detalles como tiempo, permisos de privacidad/seguridad y acceso. También pueden ser extremadamente detallados y pueden almacenar información sobre dónde se grabó un video, que cámara se usó y qué actores aparecen en cada fotograma. Para recuperar los datos, el sistema operativo de almacenamiento utiliza los metadatos y los identificadores, que distribuyen mejor la carga y permiten a los administradores aplicar políticas que realizan búsquedas más sólidas.

El almacenamiento de objetos es rentable: solo paga por lo que usa. Se puede escalar fácilmente, por lo que es una excelente opción para el almacenamiento en la nube pública. Es un sistema muy adecuado para datos estáticos; con su agilidad y naturaleza pueden escalar a cantidades extremadamente grandes de datos. Los objetos tienen suficiente información (metadatos) para que una aplicación encuentre los datos rápidamente y son buenos para almacenar datos no estructurados.

También existen inconvenientes, los objetos no se pueden modificar, se debe escribir el objeto completamente. Además que tampoco funciona bien con las bases de datos tradicionales, porque escribir objetos es un proceso lento y escribir una aplicación para usar una API de almacenamiento de objetos no es tan simple como usar el almacenamiento de archivos.

Beneficios del almacenamiento de objetos

Ahora que hemos descrito qué es el almacenamiento de objetos, ¿cuáles son sus beneficios?:

  • Mayor análisis de datos. El almacenamiento de objetos se basa en metadatos, y con este nivel de clasificación para cada dato, la oportunidad de análisis es mucho mayor.
  • Escalabilidad infinita. Sigue agregando datos para siempre. No hay límite.
  • Recuperación de datos más rápida. Debido a la estructura de categorización del almacenamiento de objetos y la falta de jerarquía de carpetas, puede recuperar sus datos mucho más rápido.
  • Reducción de costos. Debido a la naturaleza de escalamiento horizontal del almacenamiento de objetos, es menos costoso almacenar todos sus datos.
  • Optimización de recursos. Como el almacenamiento de objetos no tiene una jerarquía de archivo y los metadatos son completamente personalizables, existen muchas menos limitaciones que con el almacenamiento de archivos o bloques.

Casos de uso de almacenamiento de objetos

Existen múltiples casos de uso para el almacenamiento de objetos. Por ejemplo, puede ayudarlo de las siguientes maneras:

  • Entregar medios enriquecidos. Defina los flujos de trabajo aprovechando las soluciones líderes de la industria para administrar datos no estructurados y reduzca sus costos para medios enriquecidos distribuidos globalmente.
  • Gestionar contenido distribuido. Optimice el valor de los datos a lo largo de su ciclo de vida y brinde servicios de almacenamiento competitivos.
  • Abraza el Internet de las cosas (IoT). Administre datos de máquina a máquina de manera eficiente, soporte inteligencia artificial y análisis, comprima el costo y el tiempo del proceso de diseño.

Ejemplo práctico: ¿Qué es el almacenamiento de Amazon S3?

Un ejemplo de almacenamiento basado en objetos es “Amazon Simple Storage Service (S3)” que es un servicio de almacenamiento de objetos ofrecido por Amazon Web Services (AWS), donde puede almacenar y recuperar cualquier cantidad de datos, en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto hace que la informática web sea más fácil de escalar para los desarrolladores, y también les da acceso a la infraestructura que Amazon utiliza para llevar a cabo una red global de sitios web. La API de Amazon S3 ofrece una ruta común para el desarrollo rápido y la creación de implementaciones de nube híbrida a escala.