¿Has considerado que la tecnología y el mantenimiento de la operación están detrás de esta emergencia sanitaria?

En estos días de lucha contra la emergencia sanitaria generada por el Covid-19, vemos el gran esfuerzo del personal médico y enfermería, no solo peleando contra la enfermedad sino cuidándose de todos los riesgos para ellos mismos; en esta difícil batalla también se suma el personal que está detrás, proporcionando los servicios y manteniendo la operación, apoyándose siempre de la tecnología en redes hospitalarias y centros médicos de la Ciudad de México, donde se están ofreciendo servicios de salud para el tratamiento de pacientes con Covid-19, además de esta gran labor, han asegurado los Sistemas de Comunicación y Archivo de Imagen (PACS) proporcionando mantenimiento preventivo y correctivo a todos los centros datos que soportan la continuidad de la operación y la administración de los expedientes clínicos de los pacientes.

Recientemente Trustnet de México implementó un plan de mantenimiento preventivo, formando dos equipos de trabajo con ingenieros especializados, que estarían realizando las actividades en paralelo con extremas medidas de seguridad en los 24 centros de datos de una red hospitalaria, las actividades se realizaron en 17 días hábiles, con el fin de garantizar la disponibilidad de la información.

¿En qué contribuye al diagnóstico en esta emergencia sanitaria?

Actualmente los estudios clínicos como las radiografías de tórax, son útiles como un estudio de imágenes en pacientes con sospecha de Covid-19, junto con la evaluación clínica y los exámenes de laboratorio se evalúa si existe una complicación pulmonar, se determina la gravedad y sobre todo se da seguimiento de los pacientes. La mayoría de las veces, la radiografía de tórax es la única imagen necesaria y no siempre está indicada en todos los pacientes. Es importante destacar que la radiografía muestra lesiones en etapa intermedia o avanzada y en estas etapas sirve para tomar mejores decisiones; por otro lado en etapa temprana, sobre todo en los 3 primeros días no aparecen lesiones en los pulmones, por lo que las radiografías son un complemento, no se recomienda solo el uso de las imágenes ante el diagnóstico y la detección de la enfermedad, pero si es un método de apoyo para abrir el panorama.

¿Cómo funcionan los sistemas RIS y PACS?

El banco de datos del Sistema de Informaciones en Radiología (Radiology Information System – RIS) puede ser integrado al Sistema de Comunicación y Archivo de Imágenes (Picture Archiving and Communication System – PACS), que es la principal solución de almacenamiento de imágenes disponible en medicina diagnóstica. Esa integración permite un registro único del paciente, haciendo un gerenciamiento de imágenes más asertivo cuando se unen a otros datos clínicos. Además de eso, el PACS permite que los datos se encuentren y las imágenes se manipulen incluso a partir de acceso remoto. La integración con el RIS consolida esa base, creando un registro de acceso universal, para que profesionales radiólogos puedan consultar datos sin tener que salir de un sistema y acceder a otro.

 

¿Qué beneficios se obtienen con los sistemas RIS y PACS?

Anteriormente, todas las modalidades de imágenes diagnósticas debían ser registradas en un documento fotográfico (películas radiográficas), que el radiólogo entregaba al médico solicitante, que también servía para el seguimiento del paciente. Aunque aún encontramos este método y ha sido utilizado por muchos años, en la actualidad existen Sistemas de Comunicación y Archivo de Imágenes (PACS: Picture Archiving and Communication System), que nos ayudan con la digitalización de la imagen, a reemplazar el papel de manera tradicional de las películas radiográficas, a la gestión completa de todas las actividades del archivo, así como transmisión, integración y diagnóstico, incluyendo las tareas administrativas realizadas en radiología. Es bastante útil, cuando se necesita liberar rayos-X dentro de un tiempo corto, una eventual emergencia, por ejemplo. 

Los beneficios que encontramos del porque en estos sistemas son tan eficientes son los siguientes:

 

  • La imagen siempre estará disponible para la revisión.
  • Las citas de los pacientes no serán canceladas.
  • Las decisiones clínicas no se retrasarán, ya que existen terminales instaladas en todo el hospital.
  • Permitirán revisiones simultáneas dentro del mismo o en diferentes hospitales, puesto que la imagen está en un almacenamiento centralizado en un espacio físico.

¿Cuál es la infraestructura sobre la que se encuentra RIS y PACS?

Para entender el esfuerzo realizado durante este mantenimiento, es importante comprender cómo está distribuida la infraestructura de servidores sobre la cual reside la solución RIS/PACS a lo largo de la red hospitalaria.

En cada uno de los 24 hospitales existe cierta infraestructura que va de acuerdo al alcance de dicho hospital, ya sea para generar nuevas imágenes radiológicas o consultar alguna ya existente. En 23 de estos 24 hospitales, el sistema RIS/PACS está sobre un solo servidor que proporciona dicho servicio. A la vez, existe un sitio primario que funciona a manera de unificación de toda la información de los hospitales. En este sitio primario, es donde existe una infraestructura más robusta conformada por 16 servidores, tanto para clúster de RIS/PACS, como para monitoreo y comunicación con los demás sistemas remotos.

Adicional, dicho ambiente se encuentra conectado a un equipo de almacenamiento SAN, para soportar la recopilación y repositorio final de todas las imágenes e información radiológica de la red de hospitales. 

La importancia de los mantenimientos preventivos y en qué consisten

Sin duda alguna, los mantenimientos preventivos tienen el fin de reducir el deterioro de los equipos, disminuir las incidencias de fallas y advertir incidentes que puedan ocasionar obstrucciones y/o colapsos antes de que ocurran. El resultado de este esfuerzo, fue la obtención de un mejor rendimiento de los equipos, se favoreció la disponibilidad de los sistemas en los centros de datos y lo más importante que está garantizada la continuidad de la operación.

En la actualidad, es importante realizar estos mantenimientos preventivos a nuestros equipos de cómputo, debido a que los equipos de alto rendimiento están capacitados para seguir operando aún cuando presentan alguna incidencia (falla una de las fuentes de poder, un dimm de memoria, discos duros, etc.) o bien, como prevención de una falla futura por acumulamiento de polvo o pelusa que no permita disipar el calor generado por nuestros equipos, también se aprovecha para mantener la estética, la limpieza de las áreas donde vive nuestra infraestructura y además realizamos una revisión física de los equipos, cableados, etc.

Para este mantenimiento preventivo, el servicio consistió, en hacer una coordinación con el área que administra los equipos, así como el personal del hospital; esto por la criticidad de la disponibilidad del servicio y que en esos momentos no estaría operando, se continuó con la limpieza del rack y los equipos, el aspirado y se validó que el voltaje estuviera correcto, así como el encendido de los equipos, asegurando en conjunto con las áreas involucradas que el sistema de RIS/PACS estuviera operando correctamente al finalizar las actividades de mantenimiento.

¿Qué pasaría si los sistemas se cayeran?

Como bien se sabe, la caída de un servidor o un componente de hardware en mal estado puede generar afectaciones desde una degradación o mal funcionamiento, hasta la caída de un sistema o aplicación, desencadenando una serie de problemas mayores para las empresas, generalmente esta problemática se traduce en pérdidas económicas, y los costos que se generan por cada hora de no funcionamiento varían dependiendo del tamaño y tipo  de negocio. 

En nuestro caso, por tratarse de un servicio clínico u hospitalario como lo es el RIS/PACS y en un momento tan crítico como la pandemia, el mayor problema ante una caída o un mal funcionamiento en cada uno de los componentes a nivel hardware que constituyen la solución, sería la dificultad de tener un diagnóstico en tiempo y forma de los pacientes infectados o sospechosos por Covid-19 o alguna otra enfermedad que implique una valoración oportuna, disminuyendo la calidad en el servicio; por lo que es importante tener un ambiente de infraestructura en óptimas condiciones y sobre todo un buen mantenimiento preventivo en hardware y software, tanto para dar acceso a las imágenes centralizadas, como para permitir la ingesta de nueva información en el día a día de operación de los hospitales.

Experiencia

En función de lo mencionado anteriormente, una anécdota platicada por un ingeniero del equipo de Trustnet fue:

“La experiencia de haber ido a los hospitales en esta pandemia, sobre todo a los Covid-19 de la Ciudad de México, me permitió sentir en carne propia el temor que debe experimentar el personal del sector salud de contagiarse de este virus. Además que debemos tener más consideraciones hacía ellos por que muchas veces tienen que trabajar turnos de 24 hrs. o más; hacerlo con el equipo protector, el cual cabe mencionar, es increíblemente estorboso, provoca mucho calor, te incomoda, te limita la respiración y provoca que haya torpeza en tus movimientos, encima del tiempo invertido en colocarlo, en quitarlo y ponerlo en la bolsa de seguridad para después llegar a casa y con sumo cuidado, ir dejando todo; ropa y calzado en la entrada, con el fin de no contagiar a la familia y proceder a desinfectar el equipo.

A su vez, me permitió validar la importancia de los sistemas de información ya que complementan de manera importante las herramientas que los doctores utilizan para diagnosticar, ratificar información y demás funciones, sobre todo que no pueden estar abajo en ningún momento en tiempo de crisis.” – Consulting System Engineer.

Conclusión

El tiempo resulta demasiado valioso para “desperdiciarlo”, por lo que debemos asegurar la operación y la fiabilidad de los equipos, el Covid-19 es una prueba no solo de nuestros sistemas y mecanismos de atención de salud para responder a enfermedades infecciosas, sino también de nuestra capacidad de trabajar juntos ante un desafío común; tener procesos bien definidos permite más uniformidad al tratamiento de la información y más fluidez al funcionamiento de la institución, optimizando su desempeño.

En esta complicada situación, nos da una oportunidad para reflexionar y reconocer a todos las personas que están día a día en esta labor y los que están tras bambalinas, que se exponen y se sacrifican en pro del bienestar colectivo y que por su función se han visto obligados a estar fuera de las condiciones de distanciamiento social, cumpliendo con las tareas más importantes para producir servicios básicos de buena calidad, siempre apoyándonos de la tecnología.