Para comenzar vamos a conocer primero un poco más acerca de que es un procesador; es un componente integrado en los equipos de cómputo y es mejor conocido como CPU (Unidad Central de Procesamiento) el cual se encarga de todo el procesamiento de información y la ejecución de las aplicaciones del sistema, cabe mencionar que hoy en día existen 2 competidores líderes en el mercado, Intel y AMD (Advanced Micro Devices). 

Intel siempre ha enfocado sus procesadores en la velocidad y la eficiencia, mientras que AMD (Advanced Micro Devices) se ha enfocado en tener un número de núcleos muy grande y a la vez aumentar el rendimiento.

Un detalle importante que debemos de tomar en cuenta es, que los Ryzen de AMD (Advanced Micro Devices) no tienen gráficos integrados en ningún caso, caso contrario de su competencia directa (Intel Core) que en algunos de sus modelos más potentes podemos encontrar esta característica y todas son CPU con núcleos desbloqueados (multiplicador de velocidad que le da más potencia al CPU).

Cómo surgieron los procesadores 

Intel

En el año 1971 Intel creó el primer procesador de la historia, el Intel 4004, un procesador de 4 bits y unos impresionantes 740 kHz. Pero no fue hasta 1979 año en el que Intel lanzó el i8086, un procesador de 16 bits y 10 MHz con el cual nació la arquitectura x86 la base de los computadores modernos.

Muchas compañías se interesaron en estos nuevos chips, pero necesitaban más proveedores, en caso de que Intel no pudiese suplir la demanda de procesadores x86 o que sucediera algún problema en la línea de producción de Intel. Por este motivo, Intel comenzó a licenciar su arquitectura y sus diseños a otras compañías, entre ellas, AMD.

(Párrafos obtenidos de http://www.masgamers.com/intel-vs-amd-historia-de-una-guerra-santa)

AMD (Advanced Micro Devices)

AMD comenzó la producción de clones de los procesadores de Intel como el 8086, el Intel 186. Intel 286 y posteriormente los Intel 386 y 486, los primeros diseños x86 de 32 bits.

El primer procesador de AMD, el K5 fue lanzado el año 1996, un chip de 133 MHz y compatible con las placas Socket 7 de Intel. Pero no fue hasta 1997 que AMD lanzó los chips que lo posicionaron como un competidor fuerte en el mercado de los procesadores, los K6 y posteriores K6-2 y K6-3 los cuales, si bien eran inferiores en rendimiento a los Pentium II y III con los que competían, ofrecían una relación calidad/rendimiento/precio mucho mejor llegando a estar presentes en más del 70% de los PCs de gama baja y media vendidos en ese año (según algunas fuentes).

(Párrafos obtenidos de http://www.masgamers.com/intel-vs-amd-historia-de-una-guerra-santa)

Equivalencias

Existen 4 niveles diferentes en los cuales podemos orientarnos al momento de tomar la decisión de adquirir un procesador Intel o AMD, estos niveles son:

Nomenclatura

Procesadores Intel

La nomenclatura de los procesadores Intel, usan una combinación alfanumérica.

El primer dígito en la secuencia mostrada en color verde indica la generación a la que pertenece el procesador, los siguientes 3 dígitos son los números de SKU correspondiente, al final se coloca una letra relacionada a la línea de procesador a la cual pertenece.

 Tabla Intel obtenida de https://www.intel.la/content/www/xl/es/processors/processor-numbers.html

Procesadores AMD

Para este tipo en específico de procesadores RYZEN existen configuraciones que van desde los 4 a 16 núcleos.

Tabla AMD: Información obtenida de https://www.profesionalreview.com/2019/08/26/procesador-amd-modelos/

Ventajas y desventajas:

ITEL

AMD

Consideraciones 

Para poder elegir un procesador que se adecue a nuestras necesidades debemos de considerar los siguientes puntos:

  • Ciclos por segundo – Hace referencia a la potencia que alberga el CPU, y este se mide en Mhz o Ghz 
  • BUS – Medio por el cual se transmiten todos los datos. 
  • Memoria Caché – memoria interna propia del CPU dedicada al almacenamiento de los datos para un acceso rápido.
  • Núcleos – Unidad de procesamiento dentro del mismo CPU, estos se dedican a leer las instrucciones solicitadas y a su vez a la ejecución de las mismas.
  • Arquitectura – Existe la x86 y x64, que van de acuerdo a las características de tu equipo y el uso que se le estará dando.
  • Cuál será su uso – Esto depende de si vas a usar este CPU para tareas de alto o bajo procesamiento, o bien si va a estar orientado a gamers.
  • Gráficos integrados – Se refiere a los gráficos que se encuentran encapsulados dentro del CPU.

Entonces para poder elegir cual es el procesador que más se acopla a nuestras necesidades es muy importante saber que funcionamiento se le va a dar, por ejemplo si la idea es estar trabajando constantemente con lo relacionado al hardware entonces un procesador AMD es el que más se acopla, en cambio, si se quiere sacar el mayor provecho al procesamiento entonces lo ideal es un procesador Intel; esto no quiere decir que una marca sea mejor que la otra, sino más bien es saber a donde va a estar orientado nuestro trabajo.

Al final del día en una carga de trabajo diario un procesador de gama alta Intel o un procesador de gama alta AMD no tendrán resultados tan diferentes, hay ciertas diferencias entre ambos como ya lo hemos visto.