Los automóviles tienen cada vez más mecanismos y dispositivos para ayudar a los conductores. He aquí el agregar visión nocturna en los vehículos, para hacer más seguro el conducir en la noche.

Los dispositivos de visión nocturna probablemente se desarrollaron para ayudar a los soldados en sus peligrosas misiones. En la noche vemos menos y la milicia tiene binoculares, lentes y un número de dispositivos que permiten ver mejor en la noche. Esto puede ser un factor de vida o muerte en lo que significa las actividades bélicas.

Claramente la aplicación más actual para este tipo de tecnologías son aeropuertos, supermercados, etcétera, para medir la temperatura de los clientes en esta pandemia del Covid-19. Desde luego que esta misma tecnología bien puede aplicarse a los automóviles probablemente.

De hecho FLIR ofrece su PathFindIR II Driver Vision Enhancement System, el cual permite ver objetos calientes (personas, animales, automóviles en marcha), lo que permite a los conductores manejar con más seguridad.

Otro fabricante de dispositivos de visión nocturna es Lanmodo. En este caso, viene con una pantalla que es un poco más grande que un espejo retrovisor que se pone frente al parabrisas.

La energía la recibe del conector del encendedor de cigarrillos y agrega visión que permite ver la imagen como si fuese de día. 

Si hablamos de ventajas y desventajas, dispositivos como el de FLIR, permiten ver animales y personas en la calle y entonces, a través de visión por computadora, pueden detectar y avisar al conductor de estos seres vivos que están cerca de las calles, avenidas o carreteras donde va conduciendo. Sin embargo, todo es blanco y negro.

En cambio, si se usan dispositivos como Lanmodo, se tiene una visión nocturna que se ve como si fuese de día, pero el sistema no tiene un software que avise de personas o animales cerca, o que los señale en la pantalla como ocurre cómo los sistemas infrarrojos.

Fuente e imágenes: https://www.msn.com/es-us/noticias/otras/ya-se-puede-usar-tecnolog%c3%ada-de-visi%c3%b3n-nocturna-en-los-autom%c3%b3viles/ar-BB16mShL