Smart Cities o ciudades inteligentes no es más que aquellas ciudades que con ayuda de la tecnología e innovación promueven un desarrollo sostenible y, por ende, mejoran la calidad de vida de sus habitantes.

Diversas organizaciones tienen una visión futurista que contempla que en los próximos 200 años se tengan ciudades sustentables y de cara a nuevas generaciones tecnológicas para que con apoyo de todos sus habitantes se pueda mejorar la calidad de vida hasta un 80%.

El IoT, las aplicaciones móviles, tecnologías como el Big Data y la gran industria tecnológica se comienzan a unir para mejorar la eficiencia de ciertas ciudades, los principales beneficios que se pueden obtener son: más tiempo libre, mejor seguridad, eficiencia energética, entornos sociales más saludables, mejorar el medio ambiente, optimizar los servicios públicos, mejoras en la comunicación, retener empresas, atraer talento, etc. 

En la siguiente imagen se puede apreciar el entorno macro:

By Julio Sanchez

https://ovacen.com/smart-city-ventajas-y-desventajas/

 

 

Por otro lado, las ventajas principales de las ciudades inteligentes, se pueden medir en cuatro bases sólidas de toda urbe; tales como: aspecto humano, gobierno, medio ambiente y economía, en donde:

IoT: está relacionado con la llamada “Internet del Futuro” en donde “El internet de las cosas” tendrá mayor relevancia en unos cuantos años.

Necesidades de los ciudadanos: hablar de mejorar las necesidades de los ciudadanos es hablar de generar nuevos modelos y oportunidades de negocio en donde se requiere que empresas de tecnología y nuevo talento quieran invertir en estos proyectos para el bienestar de la ciudad.

Ahorro energético: mejorando el medio ambiente trae consigo un ahorro energético, utilizando energías más limpias, mejorar espacios públicos, nueva infraestructura urbana, etc.

Nuevos modelos de negocio: atraer a inversionistas y empresas que deseen apoyar y promover proyectos de ciudades sustentables, con implementación de nuevas tecnologías, modelos de desarrollo de energías renovables, modelos de centros de salud revolucionarios, nuevos empleos, etc.

Algunos ejemplos de estas ciudades son:

Barcelona: Fue considera en el 2015 como la ciudad más inteligente.

San Francisco: Silicon Valley y el top más alto reuniendo a gigantes de la tecnología.

París: Proyecto “Ciudad de la Luz”, Smart City para el año 2050.

Dubái: Considerada la ciudad de la felicidad.

Buenos Aires: Considerado top 1 Smart City en Latinoamérica por sus buenos resultados en inteligencia de movilidad y gobernanza.

Singapur: Su gran proyecto de tecnologías de movilidad, conectividad inalámbrica y por su programa de cámaras y sensores en toda la ciudad para rastrear absolutamente todo.

Londres: Proyectos de banda ancha, gestión y simplificación de estacionamientos.

México: Promueve la creación de edificios verdes e inteligentes, es una de las primeras ciudades en implementar el sistema de bicicletas compartidas en Latinoamérica.

Sin duda, las ciudades inteligentes ya no son una fantasía, dan cara a una nueva generación tecnológica. Grandes empresas en conjunto con organizaciones buscan el bienestar no solo de sus ciudades sino del mundo entero, cuidando del medio ambiente y generando mejor calidad de vida para todos.