Antecedentes

Impulsado por la virtualización de servidores en el centro de datos, en los últimos cinco años el almacenamiento definido por software, ha cobrado mayor ímpetu en el mercado de TI. Ofrece una perspectiva mucho más simple en comparación al almacenamiento tradicional de datos, porque el software que controla las funcionalidades relacionadas al almacenamiento se encuentra separado del hardware. Esto implica una reducción en la complejidad, debido a que ya no es necesario fabricar el hardware a la medida. La innovación no solamente está ligada a la fabricación de componentes de hardware, sino que surge del desarrollo de software que es más ágil, reduce los ciclos de desarrollo y tiene un tiempo más rápido de llegada al mercado.   

¿Cómo funciona el almacenamiento definido por software?

Es un enfoque para la gestión de datos en el que los recursos de almacenamiento de datos se abstraen del hardware, es decir, el almacenamiento físico subyacente (discos duros) encontrado en los servidores por medio de la virtualización, son más flexibles. La flexibilidad de los recursos se combina con la capacidad de programación para habilitar el almacenamiento que se adapta rápida y automáticamente a las nuevas demandas del mercado. Esta programabilidad incluye la gestión de recursos basada en políticas y el aprovisionamiento automatizado y la reasignación de la capacidad de almacenamiento, posibilitando mejores niveles de respuesta y agilidad.

La idea resumida es recopilar muchos y diferentes discos que se encuentran dentro de los servidores sin usar RAID, controlando por hardware solo un montón de discos.

Ahora hablando de JBOD (Just a Bunch Of Disks), sin importar el hardware o fabricante debajo y combinándolos en un llamado grupo/pool, el software se va a encargar de gestionar el conjunto de discos/pool y crear discos virtuales según sea necesario para poder presentarlos y compartirlos entre todos los servidores integrantes del clúster.

La naturaleza independiente del software de este modelo de implementación también facilita enormemente los SLA y QoS y hace que la seguridad, el gobierno y la protección de datos sean mucho más fáciles de implementar.

Cuando se administra correctamente este modelo, aumenta el rendimiento, la disponibilidad de los datos y la eficiencia, reduciendo costos operativos (OPEX) y de adquisición (CAPEX).

Beneficios del almacenamiento definido por software

Aparte de los beneficios tradicionales que el cliente busca como lo es, una mayor flexibilidad con su almacenamiento desde reducción del espacio físico, hasta simplificar la implementación y administración continua, existen otras ventajas del SDS como lo son:

  • Estar preparado para el futuro ya que es independiente del proveedor de hardware.
  • Programabilidad y automatización con base a políticas.
  • Mayor eficiencia.
  • Opciones de crecimiento Scale-out y Scale-up.

Otro beneficio importante del software definido es, que al cambiar los componentes de la solución de almacenamiento no se impacta la disponibilidad del sistema. La inversión puede ser inicialmente mínima e ir creciendo con el tiempo, sin interrupción al negocio. Esto crea un modelo estilo suscripción donde el cliente solamente compra lo que quiere, según lo necesita. A medida que cambian las necesidades y las proyecciones de planeación en la capacidad, se pueden introducir componentes adicionales para escalar la capacidad o el desempeño. 

¿Por qué pasar a SDS y SDDC?

  • Para poder acelerar la velocidad y la agilidad de los procesos de negocio de las empresas.
  • Necesidad de nuevas aplicaciones.
  • Automatización del centro de datos.
  • Visibilidad mejorada, máxima utilización de los recursos de hardware y cambios en la infraestructura y los datos más transparentes y veloces.

Tipos de almacenamiento definido por software

Actualmente existe en el mercado una gama de tipos de almacenamiento definidos por software, que incluyen:

  • Basado en hipervisor, (por ejemplo, VSAN de VMware).
  • Basado en contenedor (por ejemplo, ejecutándose en un contenedor Docker).
  • Almacenamiento escalable para datos no estructurados.
  • Sistemas de archivos distribuidos para descarga de almacenamiento de objetos.
  • Software HCI (el almacenamiento se combina con software de red, computación y virtualización en el mismo paquete).

Casos de uso de SDS

  • Oficina remota/sucursal (ROBO): Aprovecha el hardware (servidores) existente para una mayor utilización de las inversiones existentes y la facilidad de implementación y administración.
  • Sistemas robustos: Escenarios tácticos y situaciones de primera respuesta, entornos ambientales desafiantes y móviles.
  • Implementaciones de nube híbrida: Tanto las implementaciones locales como la nube privada alojada se pueden administrar con la misma plataforma de administración de datos, sin necesidad de variaciones en las herramientas, informes y capacitación.
  • Modernización de la infraestructura del centro de datos: Almacenamiento de autoservicio basado en políticas como servicio.

Conclusión:

El almacenamiento definido por el software no solamente es valioso para un equipo de tecnología en el sentido de ahorrar tiempo que se puede redireccionar al negocio, sino que también apoya el crecimiento general de la organización. Es evidente que el software definido, es el futuro de los componentes de infraestructura y eso que aún no hemos empezado a ver cómo llega a impactar la orquestación/automatización, que esa es la siguiente historia.